El empleado de notaría y el Covid-19